27 abr. 2011

El reino de las guarras contra el poder del aegyo

Me gusta el K-Pop femenino porque tiene algo que no se parece a la música comercial de ningún otro lugar del mundo. Definámoslo como aegyo. Sí, el K-Pop tiene aegyo. Su esencia es un grupo de adolescentes embutidas en ropas de colores chillones profiriendo grititos y dando saltos. Las canciones siempre son cándidas, de estribillos irresistibles, y las coreografías las podría ejecutar hasta la torpe de mi amiga la Mari de Puerto Urraco.

Por eso, cuando aparecen productos como el Dr Feelgood, de Rania, mi fe en el K-Pop se tambalea. Porque estas muchachas, que planean triunfar con este descarte de Lady Gaga, no tienen nada especial que ofrecer, aparte de su anatomía un tanto raquítica. Son iguales a otros cientos de grupos de guarras de todo el mundo. Podrían haber nacido en Busan o en Leganés y seguirían sonando igual de mediocres. Además, ¿quién se cree que sean tan guarras viniendo de Corea? ¡Por favor, que la gente allí todavía llega virgen al matrimonio!

En cambio, las Girl's Day son 100% Corea. Estas 5 chicas desprenden aegyo por los cuatro costados de sus sudados uniformes escolares. Su canción Twinkle Tinkle es mejor que una caja de antidepresivos. Y los berridos de la extremadamente cute Min Ah al final del tema son encantadores. ¡Girl´s day, sarangheee!

No hay comentarios:

Publicar un comentario